Tenga en cuenta lo siguiente:

Antes de viajar: todos los consejos más recientes y los requisitos de entrada para tu viaje.

Klaipėda

Klaipėda: aprovecha la costa al máximo

 

Aunque no se encuentra en la ruta turística per se, Klaipėda es una animada ciudad portuaria caracterizada por los edificios alemanes de madera del sigoXVIII . Para los viajeros que pasan por Klaipėda, se trata de una parada extra y de un lugar en el que quedarse un rato cuando visitan el Istmo de Curlandia, uno de los secretos mejor guardados de Europa…

 

Coge el ferry de diez minutos desde el interior de Klaipėda hasta Smiltynė. Seguirás estando en la ciudad de Klaipėda, pero en el extremo norte del Istmo de Curlandia, una manga de arena de 100 km que se extiende hasta Kaliningrad Oblast. El Istmo es uno de los cuatro sitios Patrimonio de la UNESCO de Lituania y el hogar de algunas de las dunas de arena más grandes de Europa, espectaculares bosques de pino y vistas impresionantes del Mar Báltico. También encontrarás pueblos encantadores. En coche, Nida está a una hora, aproximadamente, de la última ciudad de Lituania antes de la frontera con Rusia, donde te maravillarán las casas de madera de colores brillantes que esconden restaurantes y casas de huéspedes. Y tienes que subir a la duna Parnidis, la más grande de toda la península.

 

Antes de volver a Klaipėda, haz una parada en el museo marítimo y delfinario de Lituania para conocer a los pingüinos, focas grises y leones marinos. El museo tiene casi 100 000 exposiciones en homenaje a la diversidad del Mar Báltico, hogar de pescadores tradicionales y unas cuantas embarcaciones pesqueras. Nuestra parte favorita es el delfinario, donde puedes conocer a los tursiops del Mar Negro y tal vez disfrutar incluso de un espectáculo educativo. ¡Hay mucho por descubrir!

 

De vuelta a la propia Klaipėda, explora el casco antiguo, donde encontrarás pintorescos edificios de madera y el Teatro neoclásico en el corazón de una plaza adoquinada. Es bastante distinta a otras ciudades lituanas: diríamos que, si Kaunas y Vilnius pueden describirse como culturales y creativas en la misma medida, Klaipėda destaca por su tranquilidad. Sentirás un ambiente calmado y un ritmo distintivamente pausado que te permitirá disfrutar de un perfecto momento de relax.

 

Dado que Klaipėda es también una ciudad pequeña, es muy fácil ir de un lado a otro. Si te gusta caminar, te va a encantar este lugar. Explore el Friedrich Passage y sus pequeños patios con cafeterías, restaurantes y tiendas. Si tienes suerte, te toparás con música en directo. Da un paseo por el río por el parque Dane para encontrarte con un pescador, una sirena y el Árbol del Amor, cargado de candados. Por la noche, los paseos marítimos de la ciudad cobran vida y la orilla del río se torna extremadamente encantadora.

 

El parque de esculturas de Klaipėda también merece una visita y tiene una iglesia ortodoxa rusa preciosa, o puedes descubrir los 700 años de historia de la ciudad en las ruinas del castillo Memel.

 

Klaipėda también es perfecta para un descanso en familia. Los niños locos por los dinosaurios quedarán entusiasmados con el parque de dinosaurios Radailiai, donde pueden sacarse una foto con algunos de sus gigantes favoritos, excavar en busca de fósiles o ir al cine en 5D. Mientras estás en Radailiai, no te pierdas la Upside-Down House, un museo de ilusiones que maravillará a los jóvenes y no tan jóvenes.           

Klaipėda: aprovecha la costa al máximo

 

Aunque no se encuentra en la ruta turística per se, Klaipėda es una animada ciudad portuaria caracterizada por los edificios alemanes de madera del sigoXVIII . Para los viajeros que pasan por Klaipėda, se trata de una parada extra y de un lugar en el que quedarse un rato cuando visitan el Istmo de Curlandia, uno de los secretos mejor guardados de Europa…

 

Coge el ferry de diez minutos desde el interior de Klaipėda hasta Smiltynė. Seguirás estando en la ciudad de Klaipėda, pero en el extremo norte del Istmo de Curlandia, una manga de arena de 100 km que se extiende hasta Kaliningrad Oblast. El Istmo es uno de los cuatro sitios Patrimonio de la UNESCO de Lituania y el hogar de algunas de las dunas de arena más grandes de Europa, espectaculares bosques de pino y vistas impresionantes del Mar Báltico. También encontrarás pueblos encantadores. En coche, Nida está a una hora, aproximadamente, de la última ciudad de Lituania antes de la frontera con Rusia, donde te maravillarán las casas de madera de colores brillantes que esconden restaurantes y casas de huéspedes. Y tienes que subir a la duna Parnidis, la más...

Leer más Leer menos
Salida
Vuelta

Explorar más destinos

Atención al cliente

¿Tiene alguna pregunta o necesita ayuda con su reserva? Póngase en contacto con nuestro servicio de atención al cliente o encuentre respuestas en nuestra sección de Preguntas frecuentes.